En la cocina se colocan dos dispositivos: el detector de gas y el desconector de corriente eléctrica en algún punto de la pared para que el funcionamiento sea instantáneo.

SafeLight avisa acústicamente y de forma inmediata de la presencia de una incidencia y del correcto funcionamiento del dispositivo SafeGas, que elimina totalmente el riesgo en la instalación. SafeLight cuenta con una linterna LED que proporciona al usuario la visibilidad necesaria para permitirle comprobar sin riesgo la presencia de cualquier gas peligroso.